La fuerza mental del comercial

La fuerza mental del comercial

 


Ayer, un amigo mío me comentaba que llevaba una mala racha de unos cuantos meses y que estaba valorando muy seriamente la posibilidad de dejar la venta. De hecho, si no lo hace (según me comenta) es por el miedo que tiene a esta crisis, que afecta a casi todos los sectores.
Reflexionando en casa, me ha parecido importante comentar este hecho y poder proporcionar mi punto de vista.
Personalmente, creo que una de las cosas básicas que ha de enfrentarse un comercial a lo largo de su vida profesional, es la presión psicológica. La presión de vender, de llegar a objetivos, la presión de los clientes, los jefes, la presión de ganar dinero, etc.
Como podéis comprobar, la fuerza mental, es un factor clave. Si eres un gran boxeador, pero tienes la mandíbula de cristal, pocos combates ganarás. Con eso quiero decir, que por muy buen comercial que seas, debes de ser fuerte mentalmente, si no es así, pues desgraciadamente, puedes fracasar.
Hay comerciales, que de forma innata tienen una fuerza mental, capaz de soportar todo tipo de “baches”, en cambio hay otros que no lo son tanto. A estos últimos van dirigidos estos pequeños “trucos” que quiero comentar.
Básicamente, para desarrollar una buena fuerza mental para soportar la presión del mundo comercial, hay que tener claras varias cosas:
Sed realistas. La venta es complicada (no te engañes), algunos clientes son muy desagradables (por desgracia), algunos productos son más complicados de vender (eso es así), una buena racha no es eterna (¡qué pena!), no soy el mejor comercial del mundo (que se le va hacer)…
Pero también hay que ser optimistas. La venta es complicada, pero con paciencia y trabajo se vende.  Una buena racha no es eterna, al igual que la mala, por lo tanto, hay que intentar que la buena dure lo más posible y la mala lo menos posible, claro y además, normalmente son proporcionales a la calidad y cantidad de trabajo que desarrollamos. No soy el mejor comercial del mundo, pero tampoco soy el peor y soy constante y trabajador, así que los frutos no tardarán en aparecer. En fin, podría extenderme hasta la saciedad.
Otra cosa que nos ayudará a soportar mejor la presión, es “pasando un poco” de todo lo que nos dicen. Recordad, que el jefe tiene que hacer de jefe y el cliente de cliente y que de todo lo que nos dicen, hay que extraer el mensaje y nada más. Y recuerda que hay que desconectar al llegar a casa.
Hay otros factores, como los compañeros o los temas personales, que también pueden influir en la fortaleza mental, pero creo que hay que enfocarlos de igual manera.
A mi, esto que os cuento, me ha servido siempre y prácticamente en todas las facetas de la vida, no sólo comercialmente.  Así que os animo a que lo pongáis en práctica y si algunos de vosotros tenéis otros “consejillos” os animo a que los comenteis.





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

Este sitio web fue creado de forma gratuita con PaginaWebGratis.es. ¿Quieres también tu sitio web propio?
Registrarse gratis